Meditación zen

meditacion zen

Este tipo de meditación se origina en el budismo zen y es una de las meditaciones más practicadas por los budistas.

Se trata de la meditación que se ejecuta en la tradicional posición de loto que se debe practicar sin tener ningún objetivo, sino que se trata de mantener la atención consciente que no está relacionada a un pensamiento, objeto o fenómeno. En esta meditación es importante pasar de todo, de pensar, de dejar de pensar, de sentir, de no sentir, es la meditación más racional que existe y mientras la persona se mantenga en dicho estado será efectiva.

Beneficios de la meditación zen

La meditación zen ofrece los mismos beneficios de todos los tipos de meditación, solo que su nivel es mucho más avanzado y la práctica resulta más compleja.

  • La meditación zen ayuda a combatir de manera importante el estrés, permite que la persona se aísle de lo emocional durante al menos 20 minutos para llevar su cuerpo a un estado profundo de calma mental.
  • Las personas que sufren de ansiedad encuentran gran alivio en este tipo de meditación, pues ayuda a calmar la respiración y, por lo tanto, las pulsaciones, ofreciendo a todo el cuerpo calma y bienestar, reduciendo la sensación de angustia y peligro.
  • La meditación zen aleja a la persona de sus emociones, lo cual ofrece un estado de alegría al finalizar la práctica, es estar durante mucho tiempo sin pensar en nada que nos afecte.
  • Esta meditación estimula la conciencia sobre uno mismo y activa las emociones y los pensamientos positivos en el cerebro, permitiendo que la persona asuma de mejor forma la vida y sus complicaciones.

Cómo hacer la meditación zen

  • Con ropa cómoda y suelta ubícate en un lugar tranquilo, sin mucha ni poca luz, sin ruidos y libre de distracciones.
  • Siéntate sobre una colchoneta o cojín en la postura de loto. Es importante que mantengas la espalda recta, respires por el diafragma, presiones la lengua sobre el paladar y lleves tus manos al vientre, con las palmas hacia abajo.
  • Respira de manera fluida y rítmica. Cuenta 10 inhalaciones y 10 exhalaciones. Luego empieza de nuevo a respirar y vuelve a contar hasta 10. Ignora los pensamientos, pero no luches con ellos, déjalos ir a medida que va pasando el tiempo e incluso no puedas percibir que no estás pensando en nada.

Si te gusto, no olvides valorar este artículo

Valoración: 0/5 (0 votos)
Por favor, ayudanos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más personas que necesiten de nuestra ayuda con estos temas. Solo tienes que hacer click en uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!

Participa, deja tu comentário

Otros artículos

Meditación kundalini

meditación Kundalini

Comencemos por explicar que Kundalini es la energía del cosmo que tiene en su interior cada individuo y que una vez que la activamos nos…

Practica yoga desde casa con Marta Millan

Meditación budista

meditacion budista

La meditación budista nos permite entrar en un estado de relajación profunda, pero al mismo tiempo nos ayuda a ser conscientes de nuestras emociones, de…

Meditación vipassana

meditacion vipassana

Este estilo, a diferencia de la mayoría, no consiste en observar los pensamientos y reflexionar sobre ellos durante la meditación, sino que tiene su enfoque…