Pranayama: La respiración del Yoga

Pranayama yoga

Aquellos que ya han hecho una sesión de Yoga saben lo importante que es el control de la respiración para el buen desarrollo de los ejercicios. Estas técnicas de respiración suave, compasiva y, sobre todo, consciente son uno de los pilares fundamentales del Yoga y se llaman pranayamas.

Los pranayamas, por lo tanto, son técnicas de control de la respiración. El acto de respirar se vuelve esencial no sólo durante la práctica de los ejercicios, sino también en todas las situaciones de nuestra vida cotidiana.

Pranayama en la práctica del yoga

¿Estás en medio de un problema que no puedes resolver? Respira. ¿Ha actuado precipitadamente y ahora tiene que soportar las consecuencias? Respira. Finalmente has alcanzado la meta que buscabas y ya no sabes qué más hacer? Es muy fácil. Respira.

Muchas personas no conocen las ventajas de la respiración correcta y consciente. Pero sólo se necesita un poco de atención para darse cuenta pronto de algunos de estos beneficios. Cuando nuestra respiración se agita, por ejemplo, todo nuestro organismo sufre de ansiedad.

Pero cuando respiramos rítmica y profundamente, asumimos un estado de confort y tranquilidad. ¿Quieres otro ejemplo? Una buena noche de sueño. Cuando podemos dormir bien, nos despertamos de forma diferente, con una respiración profunda y el cuerpo relajado de forma natural.

Respirar como enseñan los pranayamas (técnicas de respiración de Yoga) no es tan difícil como parece. Y los beneficios de estas prácticas van mucho más allá de lo que mucha gente imagina.

Principales beneficios de la respiración paranyama en el Yoga

Incluso la ciencia lo ha demostrado. Después de un período de tres meses de pranayamas, las investigaciones han atestiguado la mejora en las funciones autónomas del organismo. La respiración consciente promovida por los pranayamas de Yoga fue capaz de reducir el consumo de oxígeno, controlar el latido del corazón y estabilizar la presión arterial.

Según las hipótesis planteadas por los científicos, la ocurrencia de estos fenómenos se debe a que la respiración profunda practicada de forma voluntaria termina dando un «alivio» en el sistema nervioso autónomo. Pero los beneficios no se detienen ahí. Las técnicas de pranayamas también son responsables de:

  • Energizar y aumentar la vitalidad del cuerpo
  • Reducir las toxinas pulmonares
  • Liberar la endorfina y consecuentemente combatir la depresión
  • Activar la glándula pituitaria, a la que se le atribuyen los elementos de la intuición.
  • Promover la limpieza de la sangre
  • Regulación del equilibrio del pH, lo que contribuye a controlar el estrés

¿Cómo es la respiración de los pranayamas de Yoga?

Las técnicas pueden acelerarse hasta el punto de aumentar la producción de sudor, o ralentizarse hasta el punto en que te dejan tan relajado que seguramente te sentiras soñoliento. Sin embargo, todos comparten una característica: el desarrollo de la respiración, que se compone de tres etapas: puraka (inhalación), kumbhaka (reter) y rechaka (exhalación).

En las técnicas en las que se retiene brevemente el aire, se aumenta el consumo de oxígeno y el nivel metabólico. En las versiones que estimulan la retención de aire durante más tiempo, se produce el efecto contrario, activando el sistema parasimpático.

Dependiendo del tipo de pranayama que elijas, diferentes sectores del sistema nervioso autónomo pueden o no activarse. Hay varias técnicas de pranayama que existen y van desde la respiración desde sólo una de las fosas nasales, hasta la respiración a través del diafragma.

Si te gusto, no olvides valorar este artículo

Valoración: 0/5 (0 votos)
Por favor, ayudanos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más personas que necesiten de nuestra ayuda con estos temas. Solo tienes que hacer click en uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!

Participa, deja tu comentário

Otros artículos