Dhanurasana – Postura del arco

postura del arco

¿Por qué? Porque trabaja los músculos de todo el cuerpo, exige un nivel importante de concentración y requiere flexibilidad y destreza. Dhanurasana, al verla desde…

¿Por qué? Porque trabaja los músculos de todo el cuerpo, exige un nivel importante de concentración y requiere flexibilidad y destreza. Dhanurasana, al verla desde lejos, parece imposible de alcanzar, pero una vez que te sumerges en la práctica, calientas tus músculos y dejas que tu cuerpo aproveche al máximo su elasticidad, te darás cuenta que es una de esas asanas que más disfrutas realizar. Eso sí, si eres principiante ten en cuenta que necesitarás adquirir un poco más de experiencia y flexibilidad para llevarla a cabo, ¡pero lo lograrás!

Beneficios de la postura del arco – Dhanurasana

    • Ayuda a flexibilizar la espalda para mantenerla sana, aumentar movilidad y mejorar la postura corporal.
    • Permite revertir la escoliosis.
    • Fortalece los músculos de toda la espalda.
    • Se estiran y se hacen más fuertes los tríceps y los músculos del brazo al mantenerse tensos mientras se ejerce la fuerza con las piernas.
    • Esta postura ayuda a definir y fortalecer los cuádriceps y la parte posterior de los muslos.
    • Tonifica los glúteos y masajea los órganos del abdomen.
    • Mejora la apariencia de los pectorales y músculos de los hombros.
    • Fortalece la musculatura de cuello.
    • Tonifica el abdomen al elevar la parte superior del torso.
    • Alivia las enfermedades respiratorias como el asma, pues expande los pulmones.
    • Alivia el estrés, mejora el estado de ánimo y aumenta la concentración.

 

Cómo realizar la postura del arco – Dhanurasana

  1. Acuéstate sobre el mat en posición prona con los brazos junto al tronco y la frente reposando en el suelo.
  2. Toma una respiración profunda y dobla tus piernas hacia atrás. Sujeta los tobillos con tus manos. Si no lo puedes hacer te recomendamos usar un cinturón de yoga.
  3. Inhala al tiempo que levantas del suelo la cabeza, el pecho y los muslos.
  4. Mantén la asana durante 30 segundos y exhala al tiempo que relajas el cuerpo y regresas a la postura prona.

¡Contraindicaciones!

Personas con lesiones en la espalda, problemas en la región lumbar, migraña, insomnio y presión arterial alta o baja no deben realizarla la postura del arco.

Si te gusto, no olvides valorar este artículo

Valoración: 0/5 (0 votos)
Por favor, ayudanos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más personas que necesiten de nuestra ayuda con estos temas. Solo tienes que hacer click en uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!

Participa, deja tu comentário

Otros artículos

Sirsasana – El rey de los asanas

Sirsasana - El rey de los asanas

En el universo de estas posiciones, se distingue el sirsasana, también llamado “El rey de los Asanas”; su popularidad es tan significativa que, aún cuando…

Sidasana – La postura perfecta

Sidasana - La postura perfecta

Una de las posturas o asanas más emblemáticas de la práctica del yoga es la sidasana o postura perfecta; su etimología tiene como origen el…

Savasana – La calma que desafía

Savasana - La calma que desafía

En la práctica de cualquiera de los distintos tipos de yoga, siempre se hace especial hincapié en la relajación y concentración que debe tener la…

Surya Namaskar – Saludo al sol

Surya Namaskar - Saludo al sol

Para quienes han optado por practicar yoga, en cualquiera de sus modalidades, el mantener un buen estado físico es fundamental; el saludo al sol, es…